Hoy hablaremos de unas de las causas de que más desestabiliza nuestro sistema nervioso, la ansiedad. Tanto el taoísmo, el budismo como el confucionismo relacionan la ansiedad con el deseo y este como la raíz del sufrimiento. Puede ser unas de las múltiples raices de la ansiedad.

Hablamos de un deseo constante que nunca se satisface, sea de origen materiale o de necesidad de reconocimiento. Hoy en nuestra sociedad de consumo y publicidad agresiva, la ansiedad es una causa emocional de enfermedad muy común.

Para la Medicina Tradicional China la ansiedad está relacionada con el eje agua-fuego, riñón-corazón/pericardio, según la Teoría de los Cinco Elementos.

Se habla de un fuego, por exceso o por vacío.

En el primer caso, es decir un fuego por exceso, encontraremos sintomatología  de:

  •    palpitaciones
  •    rubefacción facial (en toda la cabeza)
  •    sed
  •    insomnio
  •    agitación
  •    un comportamiento ligeramente maníaco

En el segundo caso, es decir de un vacío, muy común en las personas que trabajan en exceso, la sintomatología incluye:

  •    palpitaciones
  •    rubefacción malar  (sólo en las mejillas)
  •    sequedad en la garganta
  •    insomnio
  •    desasosiego mental

Desde Centre holístic contamos con programas para tratar este patrón de desequilibrio desde distintas vertientes. Con la Medicina Tradicional China podemos abordar la situación con técnicas no invasivas  como la acupuntura para dispersar este fuego y para tonificar el vacío, con plantas que apacigüen la ansiedad, dietoterapia energética y masaje terapéutico tui na.

Además en Centre holístic también trabajamos de manera interdisciplinar, incluyendo otras opciones de tratamiento según el caso específico como, por ejemplo la reflexoterapia o el masaje shiatsu, técnica milenaria también procedente del Japón, que integra los puntos y meridianos de la medicina china para corregir las disfuncionalidades internas que puedan haber.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario, te asesoraremos sobre tu caso particular y cual es la mejor manera de abordarlo para recuperar el equilibrio necesario para una vida más tranquila.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*