En nuestro país, estés en Barcelona o en otro sitio, el invierno es el momento de más frío del año. Corresponde a la fase en que la Tierra está en su fase Yin, que por naturaleza es fría. El Yin es sinónimo de frío, negro, también de Tierra, de agua y tiene esta idea de ir para dentro, de recogimiento.
Es una época, por lo tanto, en la cual es importante cuidar nuestros hábitos con una buena dieta y unas pautas de sueño y de descanso oportuno. De lo contrario, nos exponemos a que “se nos meta el frío para dentro” como lo dice la expresión popular y es nada mas lejos de la realidad.
Muchas veces, la gente se pregunta si en los primeros estadios de un resfriado, es bueno venir a hacerse Acupuntura.
Es justamente en estos primeros estadios que la Acupuntura tiene una gran efectividad. Claro está que cuando uno tiene los primeros síntomas del resfriado:
  • Moco líquido, blanco y abundante
  • Unos pocos décimos de fiebre
  • Dolor de cabeza occipital
  • Temor al frío
  • Sudoración
Salir de casa es lo que menos apetece, aunque muchas veces nos vamos a trabajar.
No obstante, la Acupuntura utiliza de una serie de puntos especiales que tratan:
 1 – La penetración de viento. Junto con la aplicación de calor gracias a la Moxibustión para eliminar el frío del cuerpo
 2 – La tonificación del sistema inmune para subir las defensas
Además, al añadir unas fórmulas de Fitoterapia China que trataran por un lado el frío y por otro lado refuerzan el patrón energético, el resfriado en sus primeros estadios remitirá de forma natural y de manera muy rápida.
Claro está que los mejores aliados para una buena recuperación son:
  • unas pautas higiénicas adecuadas de descanso
  • una alimentación con alimentos de naturaleza calientes y picantes según la Dietoterapía Energética China como el ajo, el jengibre, la canela entre otros.

En cuanto a los resfriados de repetición, es importante, como lo dijimos antes, tratar con Acupuntura y Fitoterapia China en el momento de los primeros indicios de aparición de los primeros síntomas. Aquí es importante sobre todo tratar el terreno con unas sesiones de Acupuntura preventivas. Hay que añadir unas pautas alimenticias que se adecuan a los cambios de estaciones y a la estación en curso. Por último, es fundamental utilizar una cocción de los alimentos adecuada y básica en invierno y comer platos clientes. En efecto, evitar comer frío facilita una buena energía defensiva, una mejor absorbción de los alimentos. De esta manera el cuerpo conserva una temperatura interna óptima en el momento que más lo necesitamos, es decir en invierno.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*