Entradas

En los últimos años, la práctica del Pádel se ha extendido de forma decidida como una de las prácticas deportivas preferidas por usuarios amateurs. Gran parte de este éxito radica en que para su práctica, aparte de unas instalaciones para jugarlo, sólo se requiere una raqueta especial para este deporte. El hecho de que se necesiten de cuatro practicantes, facilita las relaciones sociales.
También es verdad que es una práctica deportiva que ha ido a buscar directamente a los practicantes. Hoy día es difícil que una ciudad de tamaño medio no posea de una o más pistas de Pádel (sobre todo Indoor).
Hay que destacar que, en principio, no se necesita de una preparación física especial para su práctica, ni poseer una técnica especialmente depurada. Precisamente por eso, se corre el riesgo de sufrir de diferentes patologías que pueden acarrearnos molestias en el futuro y que si no se tratan bien puedan cronificarse, pudiendo ser causa de dejar la práctica del Pádel.
Pero ¿cómo puede ayudar la Medicina Tradicional China a los practicantes del Pádel?
Para empezar, la práctica de cualquier deporte requiere de un planteamiento nutricional previo, encaminado a :
  • Mantenimiento de la salud
  • Prevención de lesiones
  • Mejora del rendimiento deportivo
No en vano, en el ámbito deportivo se dice que la nutrición es el «entrenamiento invisible«. La dietética es la base de la Medicina Tradicional China y siguiendo sus preceptos se da solución a los tres preceptos enumerados con antelación, siempre con el seguimiento de uno de los profesionales de Centre Holístic Barcelona y Badalona.
Una vez que el practicante se ha lesionado, siendo las articulaciones principales los tobillos, rodillas, hombros y codos; la Medicina Tradicional China, a través de la acupuntura, tuina y fitoterapia, acompañada de un taping neuromuscular, ayuda a resolver la patología de una manera rápida y eficaz. Nuestro equipo de terapeutas de Centre Holístic Barcelona y Badalona tienen una amplia experiencia en el tratamiento de estas patologías músculo esqueléticas.
           Pero nuestro estado energético también nos predispone a sufrir patologías articulares y musculares. Vivimos en un mundo estresante, donde no destinamos mucho tiempo a nutrirnos bien y eso incide en nuestra salud y en todas nuestras actividades cotidianas, incluída la deportiva. Por eso, desde Centre Holístic Barcelona y Badalona estamos abiertos a daros las pautas necesarias para una buena práctica del Pádel.
Saber si duele algo para la mayoría es fácil. Veremos a continuación una definición oficial del dolor así como las grandes tipos de dolor.  
 
Antes de empezar, es importante definir lo que es el Dolor. En la última revisión que se hizo en el IV Congreso Internacional del Dolor en Kyoto en 2008, se estuvo revisando la definición de la palabra dolor. Para todos los expertos mundiales, el dolor se califica como: «una experiencia sensorial y emocional desagradable con daño tisular actual o potencial o descrito en términos dedicho daño».
 
De este modo, vemos que el dolor se desencadena y se reconoce en varios aspectos.
Consideramos por lo tanto que el dolor es una experiencia personal, una emoción que no es de agrado.
Dicha experiencia puede desencadenar, o producir un daño tisular que a la larga se manifestará como dolor.
 
Básicamente, se han establecido que el dolor tiene dos tipologías distintas:
 
  • Dolor agudo: Es de corta duración y muy fácilmente identificable. Se desencadena a través de impulsos nocivos o negativos producidos en cualquier parte del cuerpo desde la piel,  nuestros órganos internos o nuestras respuestas a la vida (estructuras somáticas). Vemos pues que es un dolor que se refiere al sistema nervioso periférico. Es entonces un dolor que va desde la periferia al centro, o al cerebro que lo interpreta como dolor. Dichas respuestas también juegan un papel importante en nuestra manera de experimentar y de sentir este dolor agudo que tanto molesta.
 
  • Dolor crónico: Es un dolor que persiste por más de un mes después del curso habitual de una enfermedad aguda o de una caído o herida. También es aquel dolor asociado a una patología que causa dolor continuo o reiterado. Se considero en Kyoto que el dolor crónico es una enfermedad en sí mismo cuando ha dejado de responder a un tratamiento terapéutico convencional.  Entendemos la toma de medicamentos, la cirugía o a pautas de vida normales que alternan la actividad y el descanso.
 
El dolor crónico puede aparecer tras un traumatismo leve o incluso tras una operación, incluso una vez que el paciente se ha dado de alta por su médico. Según los datos de la Sociedad Española del Dolor publicados el año 2010, el dolor crónico es España afecta a un 11% de la población.
 
 
El tratamiento del dolor tiene que ser integral. Se debe combinar las técnicas a fin de acompañar a la persona que sufre este dolor, agudo o crónico a su ritmo y las respuestas deben ser multidisciplinarias. En Centre Holístic, tanto nuestro enfoque multidisciplinar como nuestro equipo están preparados al acompañamiento y el tratamiento del dolor de cualquier origen y forma que sea. Para ello, la acupuntura es una gran aliada. Tanto si el dolor es crónico como agudo, es de gran efectividad. 
 
Consúltanos tu caso sin compromiso y el equipo de Centre Holístic (Barcelona) te asesorará!