Como ya sabemos y ya hemos explicado en un post anterior sobre la primavera, nuestro cuerpo es un elemento más de la naturaleza, y como tal está sujeta a sus mismas leyes. La Medicina Tradicional China y el Taoismo contemplan que la energía sigue un flujo de ascenso Yang y uno de descenso Yin.

El ascenso produce movimiento, calor o fuego, por lo que entenderemos aquí que primavera y verano son Yang por naturaleza. El descenso produce recogimiento, acumulación, por lo que entenderemos que el otoño y el invierno pertenecen al Yin.

El cuerpo, de hecho posee unos canales que conocemos como meridianos de acupuntura que también poseen las dos polaridades Yin y Yang. Los más conocidos son los canales de Ren Mai (Yin) que recorre el abdomen y el Du Mai (Yang) que recorre la espalda.

Dentro de estos movimientos energéticos, o más bien de estas leyes, podemos dibujar unos subgrupos como ya lo acabamos de hacer con las estaciones y sus movimientos propios llamados los 5 movimientos.

La vuelta de vacaciones de verano posee sus desafíos energéticos. En efecto, muchos de nuestros síntomas son:

  • Cansancio (no es normal tras unas vacaciones)
  •  Nerviosismo
  •  Mal Humor
  •  Ansiedad
  •  Desubicación
  •  Rinitis
  •  Alergias
  •  Afectaciones en la piel
  •  Dolores musculares
  •  Dolores articulares
  •  Infecciones de orina
  •  Cistitis
  •  Malas digestiones
  •  Distensión abdominal

En efecto, tras el período mas caluroso del año, que en Medicina Tradicional China llamamos Yang Ming, el cuerpo, al igual que la Tierra se encuentra en vacío, vaciado por el calor que ha secado el agua y este calor se queda en la superficie del cuerpo, cuando en otoño, la energía tiene que empezar a interiorizarse para ir a nutrir nuestra raíz y preparar nuestro cuerpo al invierno. Estos ciclos o mutaciones son muy importantes en nuestro día-día ya que cada ciclo tiene una afectación directa sobre el siguiente y sobre su antagonista.

Si no acumulamos bien la energía en otoño para su correcta interiorización en invierno, es muy probable que pasemos un invierno enfermo. Del mismo modo, si la energía se queda en superficie en otoño, en el momento del ascenso energético que el la primavera, le faltará al cuerpo sustento y es cuando pasamos la primavera enfermos.

En Centre Holístic, no solo sabemos reconocer estos ciclos en ti, sino que tenemos las herramientas de la Medicina Tradicional China, la Acupuntura y la Moxibustión y la Fitoterapia China para que tu energía o tu patrón energético pueda acoplarse de la mejor manera al macrocosmos que nos rodea y así estar en armonía por dentro y por fuera. De esta manera, los síntomas y las molestias desaparecen.

No dudes en contactar con nocotros.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*