La fatiga crónica (SFC) es una afección que provoca cansancio o agotamiento prolongado, con la característica que no se alivia con el descanso y no está causado por otras enfermedades. Es difícil diagnosticar este síndrome, pues no existen pruebas relevantes, sólo se observa la disminución del 50% de la capacidad de la persona en realizar las actividades diarias.

Qué puede originar el síndrome de Fatiga crónica?

Las causas de este síndrome se desconocen. Se sospecha que podría causado por un virus, como el virus del Epstein-Barr o el virus del herpes tipo 6. Sin embargo no se ha identificado ningún virus específico. Lo que se sabe es que existe una inflamación del sistema nervioso que provoca la fatiga crónica. También, según la Enciclopedia Médica se denomina:

  • Síndrome postviral
  • Síndrome crónico de fatiga postviral
  • Enfermedad crónica por el virus del Epstein-Barr
  • Síndrome de inmunodeficiencia por fatiga crónica

Qué otros síntomas acompañan a este síndrome?

  • Fatiga o cansancio de inicio reciente que dura al menos seis meses y que no se alivia con el reposo
  • Fatiga muy intensa que reduce como mínimo al 50% las actividades diarias
  • Falta de memoria, dificultad en la concentración y/o confusión mental
  • Dolor en las articulaciones
  • Dolor muscular
  • Debilidad muscular
  • Dolor de cabeza
  • Hinchazón de los ganglios linfáticos del cuello o la axila
  • Episodios de fiebre leve 38,3 grados o menos
  • Dolor de garganta
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Etc.

Qué tratamiento se ofrece en medicina occidental?

En la actualidad, no existe cura para el síndrome de fatiga crónica. Sólo se tratan los síntomas sin resultados positivos. Se suele utilizar:

  • Fármacos antivirales
  • Fármacos para combatir infecciones por hongos del género cándida
  • Medicamentos para disminuir el dolor, el malestar y la fiebre
  • Medicamentos para tratar la depresión (antidepresivos)
  • Medicamentos para tratar la ansiedad (ansiolíticos)

Qué tratamiento me ofrece Centre Holístic?

Centre Holístic, ofrece una visión Holística para tratar este síndrome. En primer lugar, no se utiliza el diagnóstico médico, sino que se hace una valoración según la Medicina Tradicional China (MTC). Se puede actuar con técnicas como la Acupuntura y la Moxibustión, la Fitoterapia China, el masaje Tuina y la Dietética Energética para regular y tonificar el organismo, con el objetivo de mejorar la sensación de fatiga, regular el organismo para tratar los síntomas como la depresión y la ansiedad y tratar el dolor muscular y articular.

La Acupuntura juntamente con la Moxibustión puede aumentar las defensas y tonificar la energía. Según la MTC, existen estudios científicos que realizando Acupuntura junto la Moxibustión en el punto 36 del meridiano de Estómago, el punto 6 del meridiano Ren Mai, el punto 43 del meridiano de Vejiga y el punto 3 del meridiano de Riñón, aumentan considerablemente las defensas en cualquier síndrome.

La Fitoterapia China, es otra herramienta muy útil para tonificar la energía desde el interior. Existen composiciones de plantas en el mercado que pueden utilizarse en este síndrome. Por ejemplo el Astragalus (HUANG QI), es una planta muy utilizada en China por sus efectos tonificantes. Para la utilización de la Fitoterapia China, antes se debe realizar una buena lectura energética y saber cuál es el síndrome según la MTC correcto. No existe una fórmula específica para tratar el síndrome de Fatiga crónica, sino que dependiendo la característica del paciente se debe utilizar una fórmula o otra.

El Par Biomagnético o biomagnetismo Dual es otra herramienta importantísima para tratar la fatiga crónica. Existen distintos puntos que resuenan con distintos virus, por ejemplo el virus del Epstein-Barr resuena con Occipital-Occipital o el reservorio Viral Vesícula-Vesícula. Con la colocación de imanes en distintas partes del cuerpo, se puede corregir este desequilibrio, aunque con el Par Biomagnético se puede localizar otros patógenos que pueden provocar el síndrome de Fatiga Crónica.

Consúltanos tu caso sin compromiso!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*