La rodilla es una articulación muy importante del cuerpo. Soporta mucho peso y da una dirección al caminar.

Sus movimientos fisiológicos son los siguientes:

* FLEXION: Hacia atrás y entre 120 y 150º y aumenta con flexión pasiva.

* EXTENSION: hacia delante, entre 5 y 10º en algunos casos.

* ROTACIÓN INTERNA Y EXTERNA limitadas por la propia anatomía de la articulación.

A nivel de estructuras, contamos con:
  • MENISCO: En la cara superior de la tibia, protegen y amortigua la articulación.
  • ROTULA: Por delante, impide la extensión y protege la articulación de los golpes frontales. Esta sujetada por los tendones rotulianos del cuádriceps.
  • LIGAMENTOS LATERALES: Impiden los movimientos laterales, sujetan y envuelven la articulación en ambos lados.
  • LIGAMENTOS CRUZADOS: Por dentro de la articulación, en la parte dorsal, impiden el movimiento antero-posterior.
  • CAPSULA SINOVIAL: Recubre todos los elementos de la rodilla y contiene el liquido sinovial. Protege y asegura el contacto de las superficies articulares.
Los dolores y patologías de rodilla pueden ser los siguientes:
  • MENISCO: Dolor en la línea articular o dolor difuso en toda la rodilla llegando a la parte de atrás de la rodilla. Puede estar acompañado de hinchazón interarticular con hematoma. Limitación del movimiento unas 6 horas después de producirse la lesión.
  • ROTULA:  Puede ser indolora, pero con sensación de que la rotula se disloca y sentir un rechinido al ponerse de cuclillas.
  • LIGAMENTOS LATERALES: Dolor en el ligamento (interno o externo)con hinchazón extraarticular, hematoma y limitación inmediata del movimiento.
  • LIGAMENTOS CRUZADOS: Dolor de rodilla central con hinchazón intraarticular, hematoma con limitación inmediata del movimiento.
  • CAPSULA SINOVIAL: Dolor intenso al flexionar la rodilla.
  • ARTROSIS DE RODILLA: Dolor en reposo con rigidez matinal que va mejorando conforme pasa el tiempo y vuelve a aparecer en función del movimiento realizado.  Aparece a partir de los 40 años. El dolor es crónico y proviene de una degeneración de la rodilla.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*