MEDICINA TRADICIONAL CHINA

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), la Medicina Tradicional China (MTC) corresponde al rango de prácticas Médicas Tradicionales, también llamadas complementarias o alternativas.

Los orígenes de la MTC tienen más de 4000 años de antigüedad y se basan en la larga experiencia reflejada en el concepto de energía vital “Qi” que recorre por los canales de acupuntura y regula el equilibrio “Yin-Yang” y de los “cinco elementos”. La MTC se basa en la observación de las leyes fundamentales de la naturaleza, entendiendo el ser humano como parte de ella “un microcosmos dentro del macrocosmos”. Esto lleva a considerar el organismo desde un punto de vista global o holístico, impidiendo separar la conexión entre cuerpo, mente y emociones/espíritu.

La MTC no observa la enfermedad como tal, sino que el diagnostico y tratamiento viene dado por una serie de síntomas y signos que provocan un patrón de desarmonía.

El diagnóstico viene dado por información obtenida de los síntomas y signos así como la observación de la lengua y la palpación del pulso. La forma de actuación de la MTC es restablecer el equilibrio del organismo tratando este patrón.