DRENAJE LINFÁTICO

Gran parte de nuestro organismo esta formado por líquidos, entre los cuales se encuentra la linfa. Dicho líquido circula por el Sistema Linfático que tiene entre otras funciones la de absorber los nutrientes que ingerimos y pasarlos a la sangre, para que a través de esta lleguen a todas las estructuras de nuestro cuerpo y la de defender nuestro organismo de agentes patógenos.

El Drenaje Linfático Manual (DLM) es una serie de maniobras protocolarizadas, superficiales y rítmicas que se aplican manualmente sobre la piel para reabsorber y reconducir la linfa cuando se ha producido un edema (acumulación de linfa en alguna parte del cuerpo).

Son muchas las situaciones en las que hay que actuar a través del DLM:

  • Linfedema
  • Edemas por embarazo
  • Fibromialgia
  • Edema postoperatorio
  • Edemas con causa traumática
  • Hematomas
  • Edema tras una extirpación mamaria